Saltear al contenido principal
Menú
¡Dejó A Su Novio Por Un Suggar Daddy, Y Este Resultó Ser Su Padre Biológico!

¡Dejó a su novio por un Suggar Daddy, y este resultó ser su padre biológico!

La vida te da sorpresas, y eso es lo que le pasó a Angelica Mendez (21), una venezolana que emigró a Medellin (Colombia), el pasado mes de julio de 2018.

Todo comenzó cuando al llegar a Medellin Angélica empezó a verse con un joven del barrio llamado Jhonjairo Incapié (23), un humilde vendedor de ropa en un famoso centro comercial de la ciudad.

Al cabo de unos tres meses Jhonjairo empezó a notar un cambio en la actitud de su novia, a lo que este le reclamó, y que ella sin dar muchas explicaciones le dijo que lo dejaba por alguien que si podía “cubrir sus gustos”.

Angélica tenia a ese Don babeadito por ella o como ella le decía “su bejuco”, porque según ella dizque “es virgen”

Es así como Angélica se mudó a un apartamento pagado por Alejandro Valbuena (65) un conocido proveedor y productor de arequipe paisa de la ciudad. “Joyas, teléfonos caros, camionetas con chofer, y ropa de marca eran algunas de las cosas que Don Alejandro le ofrecía a diario a Angélica” —declaró a la prensa Marigaby, su reciente mejor amiga colombiana. “Angélica tenia a ese Don babeadito por ella o como ella le decía “su bejuco”, porque según ella dizque “es virgen”, y mire yo no me creo el cuento de esa pelada, solo que le seguía la corriente haciéndome la boba porque ella con tal de no quedarse sola con el viejo ella me regalaba cosas a mi”.

La historia tuvo su dramático desenlace cuando aprovechando los ingresos económicos obtenidos de la relación con su “Suggar Daddy”, Angélica trajo su madre a Colombia con ella, que quedó en shock cuando su hija le presentó a su “patrocinante”, pues este era el hombre que la había embarazado y desaparecido casi 22 años atrás.

No sabemos como acabó la historía porque decidieron mantenerse alejados de la prensa, sin embargo si sabemos que Angélica perdió un Suggar Daddy, pero ganó un Daddy que esperamos la siga consintiendo como “una hija”.

Noticia en desarrollo.

Volver arriba
×Close search
Buscar